Pasión con Notre Dame de París

Pasión con Notre Dame de París

Paris bien vale una misa, decía Enrique IV.

¡Yo diría que Paris vale mucho más que eso!

La primera vez que visité Paris, fue durante mi viaje de luna de miel.

En esa época, pensaba que sería la única vez que tendría oportunidad de visitar la capital de Francia.

Durante ese viaje viví una experiencia, que según mis recuerdos fue bastante mística.

Me encontraba frente a la catedral de Nuestra Señora de París con mi mujer, cuando un señor de edad avanzada, muy misterioso, se nos acercó.

Nos habló en español, con fuerte acento francés y como si nos compartiera el más grande secreto, nos aconsejó entrar a Nuestra Señora de París.

Viéndome a los ojos, con una mirada chispeante, me dijo que si entraba a la catedral en ese momento, no sería la última vez que vería Paris, sino al contrario, regresaría muchas veces a visitar esta ciudad.

Y se desapareció.

Seguí su consejo, intrigado, pero sin realmente creerle.

Me impactó la belleza y la atmosfera tan especial que reina dentro.

Pude entender porqué, según lo que se dice, muchas personas se convertían al catolicismo al visitar la catedral.

Pero sobretodo, este señor tenía razón, desde entonces he vuelto muchas veces a París, sea de vacaciones o para tratar negocios.

Y que decir de “Notre Dame” que cautiva a todos sus visitantes, que inspira a grandes escritores como Victor Hugo a escribir toda una maravillosa novela.

En el pasado, los enfermos que iban a « Notre Dame » a implorar a Dios que los curase, se hospedaban ahí, en una de las pequeñas capillas, hasta su completa remisión.

Nuestra Señora de Paris, posee según los creyentes, tres reliquias de la pasión de Cristo.

La corona de espinas, un pedazo de la cruz en la que fue crucificado y uno de los clavos utilizados para detener su cuerpo a la cruz.

También el hecho de que la escuela de arquitectura Gótica, haya nacido casi de un día al otro, muy distinta de la otra escuela Romana, que era su contemporánea, sigue siendo un punto de interrogación.

Si a eso le agregamos todas las leyendas acerca de las fórmulas alquímicas que se encuentran grabadas en los muros.

Además de que estudios recientes hechos a través de escaneos láser demuestran que, el centro de la catedral es imperfecto en su construcción y que esto no se debe a un error, pero fue hecho adrede para darle más estética, lo que demuestra aún más la maestría de su arquitectónica.

Contradictoriamente, hace de “Notre Dame” ¡¡¡un joya enigmática perfecta!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *