Cuando seas grande

Cuando seas grande

En el aula a mis compañeros de colegio les preguntaban qué querían ser cuando fueran mayores.

La mayoría contestaba de manera fantástica, ya saben el típico “yo seré bombero “, “¡y yo policía!”.

Cuando llegó mi turno solo dije sin dejar de mirar al frente:

“Director de un banco”…

Era yo un crío cuando decidí sobre mi vocación, habemos gente que desde temprana edad sabemos o intuimos el camino que hemos de recorrer.

Yo sabía que mi vida iba a estar estrechamente ligada al mundo financiero.

Académicamente fui hiperactivo, con la capacidad que tengo de moverme en distintas áreas no entiendo como siempre tenía las mejores notas y no me costaba tanto trabajo.

Si le sumamos (la palabra sumar me gusta) a mi forma de ser, que mi padre fue muy estricto, al estilo militar, con eso ya sabrán el resto de la historia de mis excelentes calificaciones.

Por lo general trato de ir un paso adelante y de ver más allá de lo obvio, recuerdo cuando le vaticiné a mi profesora quien era seguidora de Marx, años antes de que sucediera, sobre la caída de la entonces U.R.S.S y del comunismo y los huecos que había en el socialismo.

Ella afirmaba que me tenía que sentar a ver triunfar al sistema y yo le contestaba cosas como:

“Profesora, no sé qué prefieran los ciudadanos rusos, balas o mantequilla”.

Estudié para administrador de empresas con post-grado en Dirección.

Soy especialista como Auditor Interno Integral en ISO9001, ISO 14001 y OHSAS 18001.

Ya tengo más de 30 años de experiencia laboral, de los cuales 24 fueron en el sector financiero español, empecé a trabajar en un banco a los 17 años.

Detesto ser mediocre por lo que siempre trato de destacar con propuestas diferentes pero fundamentadas para obtener resultados positivos.

Aprendí y estoy convencido, que en los negocios donde se manejan inversiones o cualquier flujo de transacciones comerciales, hay que ser responsable y dinámico, ser pro-activo y tener capacidad de negociación y liderazgo.

Es importante reconocer la disposición para trabajar en equipo. Debemos cultivar las relaciones interpersonales y mostrar continua aptitud para el cambio y el aprendizaje.

A mis colaboradores les pido lo que profeso, y es ser comprometido con las tareas asignadas, que sean analíticos, críticos y con habilidad para solucionar los problemas mediante una adecuada comunicación.

Como profesional siempre he seguido el camino de la ética y promover los valores humanos sobre el dinero.

Nunca me he aprovechado de nadie y siempre estoy viendo las formas de lograr mis metas de manera honesta y con la visión de proteger a la gente que cree en mí.

firma.PEDRO.FORT.BERBEL-ok-HOMBRE-DE-NEGOCIOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *