Himnos Nacionales Iletrados

Himnos Nacionales Iletrados

pedro fort himnos sin letra

Los himnos nacionales representan una identidad, un carácter; es la pertenencia, la intimidad y la exposición de una nación frente al mundo.

Los podemos encontrar enfocados en varios estilos, tonos y temas.

Mientras unos versan sobre esperanza, otros lo hacen de manera bélica, de hermandad, de gozo, de bienvenida, de simple presencia y en general, donde confluyen de forma común es en relatar una alegoría a la libertad.

Los himnos nacionales son un canto, un emblema al hecho de existir, de estar vivos.

No soy músico pero sé que la métrica, la armonía, los arreglos y por supuesto la letra crean un entorno que puede proporcionar placer a varios de nuestros sentidos.

Esto de los himnos puede ser muy subjetivo a la hora de apreciarlos, en lo particular coincido que la Marsellesa es uno de los más hermosos.

También reconocidos como entre los más bellos están el de ruso, el mexicano, el japonés, el nepalí, el brasileño, el chino, el hindú, el alemán…

Quizá haya un “top ten” de los himnos más bonitos, ya saben que los humanos cuantificamos todo (en este caso como es muy absurdo que exista), porque no le darán gusto absoluto a nadie.

Lo que si es probable, es hacer un estimado de los himnos más escuchados, pero esa es otra historia.

¿Pero qué pasa con los himnos que no tienen letra?

¿Cuál es su historia?

El himno español, por ejemplo es famoso por eso: la falta de palabras.

Carece de enlaces que digan algo sobre el país, sobre su gente, costumbres, o su filosofía nacional.

Eso sí, tiene un nombre.

“La Marcha Granadera” fue su primer nombre, después evolucionó a ser “La Marcha Real” que dicho sea de paso se escucha un tanto militar.

Data del año de 1770, es uno de los más antiguos de Europa, y fue el Rey Carlos III quien la declaró “Marcha de Honor” y prevaleció como el referente español.

Más curioso aún es que se desconoce su autor.

Se especula que fue Manuel Espinoza de los Monteros quien lo creó, pero no hay un documento oficial que pueda atestiguar este hecho

No ha faltado quien haga propuestas para ponerle letra.

Incluso Plácido Domingo se ha ofrecido para cantarlo si es que se acuña una letra. Sigue en espera de que llegue los tan ansiados versos que vestirán esta marcha.

Hasta donde sé, existen otros tres himnos que tampoco tienen letra: el de Bosnia y Herzegovina, el de Kosovo y el de San Marino.

Dejo unos enlaces con himnos que vale la pena escuchar por varias razones, una de ellas será la de conocer un poco más del ser humano y lo que realiza en torno a sus necesidades de acotaciones terrenales.

 

firma.PEDRO.FORT.BERBEL-ok-HOMBRE-DE-NEGOCIOS
firma.PEDRO.FORT.BERBEL-ok-HOMBRE-DE-NEGOCIOS