La auto-organización de las hormigas y los bloques en cadena

La auto-organización de las hormigas y los bloques en cadena

En la complejidad del ser humano, parece ser que mientras más lejos estemos de cualquier cosa que represente algo de la biosfera, más autosuficientes somos.

Resulta que en esta sociedad de hoy cualquier situación, objeto o demás, que no tenga un chip es: aburrido, anacrónico u obsoleto.

Se me figura que estamos involucionando en muchos aspectos. Como humanidad estamos tan preocupados en crear inteligencia artificial, que ya no nos ocupamos de la inteligencia natural.

De la naturaleza emergen y se muestran los más elaborados, fantásticos, ordenados y lógicos sistemas de supervivencia, de organización y de desarrollo.

Solo unas cuantas personas giran sus cabezas alrededor suyo para notarlo. Incluidos científicos.

Es con esto que me adentro en el tema que quiero exponer:

Las hormigas y los bloques en cadena.

Imagino que en este mundo de la información casi automática muchos ya han oído o leído en algún lado los términos que se emplean en los sistemas monetarios actuales, términos tales como criptomoneda o Bitcoin o Alt Coin.

Si usted no los ha escuchado o leído, le cuento que este modelo actual de las finanzas, es un sistema de organización muy parecido a las formas sociales de cómo se comportan las hormigas.

Como ejemplo puedo mencionar lo siguiente acerca de las hormigas:

Dales un hormiguero artificial con tierra y en poco tiempo ya tendrán construido una red de túneles con diferentes niveles y rutas.

En una semana ya habrán construido el equivalente a un rascacielos de departamentos donde vivir.

Algunas especies literalmente se transforman a sí mismas en estructuras vivientes:

Para darle velocidad y optimización a sus excursiones, las hormigas construyen puentes con sus propios cuerpos y con ello colaboran para permitirle el paso a las demás hormigas, cosa que sería de otra manera muy tardado o imposible, y con ello cumplir un cometido común.

Cuando hay inundaciones, ellas mismas forman con sus cuerpos una especie de esfera que les permite flotar y “rodar” sobre el agua hasta tocar tierra firme.

Es increíble cuando uno se da cuenta de que: unidas logran mucho más que separadas. Esto debería de ser un aviso y ejemplo para esta Tierra y sus habitantes homínidos.

Lo más curioso de todo este mecanismo de auto organización, es que biólogos de alto nivel con sus estudios, llegaron a la conclusión de que solo hay que seguir simples y básicas reglas para alcanzar objetivos y sortear obstáculos que parecen infranqueables.

Esto es parte de mi filosofía como jefe de familia, como ser social y como empresario.

Cuesta trabajo que se entienda porqué es complicado ser así, pero así soy.

Así podemos voltear a ver a la naturaleza y darnos cuenta que incluso las células se pueden auto organizar para crear nuevos tejidos, estructuras y demás procesos.

Es más notable aún que toda esta sofisticación y multi niveles de trabajo se realizan sin una estructura o figura centralizada.

Es el resultado de una interacción local entre los individuos que forman parte de la colonia.

No entraré en más detalles sobre la organización de las hormigas, para poder darle paso al tema de la tecnología actual que mencioné en un inicio, y que parece surgida de este tipo de organizaciones biológicas. Me refiero a los Bloques de Cadena.

No me extenderé mucho y lo dejaré por ahora en un nivel básico para fácil comprensión de aquéllos que no están familiarizados.

Lo que llamamos Bloques de Cadena, es un sistema de red informático donde cualquier tipo de información es encriptada y se almacena en bloques de bits.

Para ser más claro, tomemos por ejemplo una transacción de criptomonedas (monedas digitales tales como el Bitcoin o Fort Coin, etcétera), o bien documentos tales como los derechos de autor, títulos de propiedad o cualquier documento que se le venga en mente. La transacción queda almacenada de manera segura, descentralizada y completamente codificada para que sea prácticamente inviolable.

Se almacena en millones de ordenadores alrededor del mundo y cada bloque generado, no importa su contenido, se guarda y es compartido P2P (peer to peer o persona a persona), esto es: todos los ordenadores conectados entre sí a este sistema de red, comparten cada bloque y cada uno queda guardado y registrado en cada ordenador.

¿Impresionante no?

Pronto todos seremos parte de este sistema descentralizado, público y sobre todo privado y de fácil acceso siempre y cuando Internet siga vivo.

Esta tecnología ya existe, funciona y actualmente está creciendo y volviéndose popular aún ante las miradas inquisitivas de gobiernos y sistemas bancarios mundiales que nada pueden hacer para detener a todo este ejercito de hormigas que somos los humanos y que construimos estos bloques en cadena para realizar un cambio económico sin antecedentes en la historia.

Bienvenidos al hormiguero tecnológico más grande que se haya creado.

SOY PEDRO FORT
SOY PEDRO FORT

La auto-organización de las hormigas y los bloques en cadena