XFEL Foto atómica

¡Qué rayos!, XFEL Foto atómica

¡Qué rayos!

La tecnología me apasiona y espero que este pequeño artículo despierte su curiosidad o al menos le informe un poco sobre lo que sucede a nivel tecnológico en este nuestro planeta Tierra.

La idea es que pronto estaremos escuchando en diferentes medios sobre el EXFEL Europeo.

Quizá no suenen nada increíbles estas siglas, pero se que veremos aplicaciones sin precedente gracias a ellas.

Mientras escribo estas líneas, este proyecto está siendo cautelosamente construido y desarrollado en Alemania, concretamente en Hamburgo y para ser más específico debajo de la misma, ya que se hicieron túneles para que sea una instalación subterránea.

Se están invirtiendo 1.22 billones de Euros.

Se dice que estará terminado para este 2017 y por ello está a punto de surgir a la luz literalmente.

Pero la pregunta importante: ¿qué es y para qué sirve?

Todo empezó en 2009 con representantes multilaterales de 10 países (Alemania -el mayor inversionista con el 58%-, Dinamarca, Eslovaquia, Grecia, Hungría, Italia, Polonia, Rusia –cuya participación es del 27% -, Suecia y Suiza), quienes firmaron para que fuera posible la creación de la instalación XFEL (Láser de Electrones Libres con Rayos X) Europeo.

Mencionaré que para el 2010 se les unió Francia y para el 2011 España levantó la mano para ser anexado y poder participar.

Con el XFEL Europeo, este continente se postula como líder en ciencia y tecnología sustentada en fuentes de luz basadas en aceleradores, siendo la única instalación en el mundo que tendrá tecnología superconductora para acelerar electrones.

No quiero entrar en detalles que no entendemos a nivel tecnológico, pero por sus características excepcionales le permiten emitir pulsos de rayos X por medio de magnetismo extremadamente brillantes, más pequeños, instantáneos e intensos, y para darnos una idea de la importancia de las promesas fundamentales del XFEL, es que son aproximadamente mil millones de veces mayores a lo que actualmente es posible producir en otros laboratorios del mundo.

Se pone interesante cuando vemos que esto se verá reflejado (me gustan las analogías con óptica para este post), en varias disciplinas científicas tales como la física de materiales, nanotecnología en 3D, medicina (mapear la estructura de los virus a nivel atómico, descifrar la estructura molecular de las células), farmacología, física de plasma, astrofísica (la cual me atrae mucho), búsquedas de energías alternas, química, biología estructural o bioquímica, electrónica y mucho más, y por supuesto todo esto se verá en nuestra vida diaria en un futuro no muy lejano.

Para cerrar dejo esta postal mental: imaginemos que se filma por primera vez en la historia como se llevan a cabo, cuadro por cuadro, los procesos de reacciones químicas moleculares de cualquier índole, cómo se comportan para fusionarse y reaccionar para convertirse simplemente en otra cosa que no son.

Una verdadera metamorfosis. Fascinante ¿no?